Murió Zaira, la niña wichí que conmovió a un país

Salta 11 de diciembre de 2022 Por AV prensa2
Zaira, tenía 12 años y padecía una enfermedad genética neurodegenerativa. Desde Multivisión dimos a conocer su caso y las condiciones precarias en las que vivía dentro de una comunidad wichí del norte provincial.
multimedia.normal.ab6b40c03c4e7087.5a616972615f6e6f726d616c2e77656270

Zaira tenía 12 años, y desde 2019 que su salud empeoraba cada día más. Se encontraba postrada en una cama en Misión Chaqueña, una comunidad ubicada a 50 km de Embarcación, sin atención médica y solo conectada a un suero que la alimentaba y que no era suficiente ya que la tenía en un total estado de desnutrición. No escuchaba ni hablaba, estaba ciega y dos de sus dedos de la mano fueron arrancados por un chancho.

Era tal su estado de abandono, que Diana, una amiga de la madre fallecida de Zaira, habló con Multivisión solicitando ayuda, ya que la niña viva en condiciones inhumanas dentro de una casilla precaria. La habitación donde estaba no tenía puertas ni ventanas, el único pozo ciego estaba a más de 10 metros de la casa y la “ducha” era una casilla cubierta de plástico.

Tras el fallecimiento de la madre, Aurelio, su abuelo, se hizo cargo de Zaira, a la que consideraba su hija y trataba de hacer todo lo posible para que tuviera una vida mejor, trabajando en un pequeño taller artesanal de madera.

multimedia.normal.81f5cded29f1a620.5a414952415f6e6f726d616c2e77656270

Tanto Zaira como su familia no recibían ningún tipo de ayuda desde el estado y, gracias al trabajo del periodista de Multivisión Federal de Embarcación, Ariel Costilla, se pudo dar a conocer su historia y la realidad de las condiciones precarias en las que vive toda una comunidad wichí del norte provincial.

En este marco, el gerente del Hospital Materno Infantil, Dr. Federico Mangione, tomó cartas en el asunto desde el primer momento en el que conoció la historia de la menor. La trasladó en un helicóptero sanitario hasta la capital salteña, ingresando así un 26 de mayo pesando 17 kilos y medio, para recibir una atención completa por su enfermedad neuro evolutiva y degenerativa. "Lamentablemente, es una enfermedad genética y esperamos darle el mejor final”, expresaba Mangione hace 7 meses.

El 1 de agosto, Zaira vuelve a Embarcación, pesando 24.6 kilos gracias a la atención profunda y exclusiva por parte del nosocomio. "Está gordita, rosadita y tiene un buen color”, detallaba el gerente del hospital.

multimedia.normal.a0ff02d70e189cb7.576861747341707020496d61676520323032322d30382d303120617420382e345f6e6f726d616c2e77656270

En Misión Chaqueña, Embarcación, el gobierno provincial le construyó una casa y acondicionó, en trabajo conjunto con el Hospital Materno Infantil, una habitación para que Zaira viviera en condiciones dignas.

IMG-20221210-WA0004

El viernes 9 , alrededor de las 21 horas, lamentablemente Zaira falleció en su casa. La noticia fue confirmada por su abuelo Aurelio que expresó con dolor "se durmió y ya no despertó", partió hacia la eternidad donde ahora descansa en paz.

La historia de la niña wichí llegó a todos los medios de comunicación de la provincia y del país, los cuales hicieron eco de la realidad que se vive en el norte del país. En donde dieron a conocer no solo el estado de salud de Zaira, sino las condiciones precarias en la que vive la comunidad.

Tomamos una frase que dijo una vez el Dr. Federico Mangione: "Hay muchas Zairas en toda la provincia", y es una realidad que golpea cada día, sobretodo, al norte provincial.

InShot_20221210_114829067

Te puede interesar