Milei confirmó que se frenará la emisión de pesos y sugirió a la gente que saque sus dólares del colchón

El proceso de “remonetización”, típico de economías en fase de recuperación, no se daría esta vez por una expansión del dinero en circulación, sino en divisas. El Presidente descartó que se vaya a acelerar la devaluación.

Economía 27 de marzo de 2024 A2 Prensa A2 Prensa
WhatsApp Image 2024-03-27 at 08.09.50

Javier Milei brindó ayer más detalles del esquema de competencia de monedas que quiere llevar adelante una vez que se libere el cepo. En ese sentido, aseguró que el objetivo es frenar totalmente la emisión de pesos y que el proceso de “remonetización” de la economía tenga lugar con los dólares que el público mantiene en el colchón, aunque obviamente esto sería aplicable a las divisas en plazos fijos o en cajas de seguridad.

El Presidente cerró el IEFA Latam Forum, organizado por el empresario José Luis Manzano y donde también habló el director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Rodrigo Valdés.

Durante su presentación, Milei dio algunas pistas sobre lo que están pensando en el gobierno para el momento de salida del cepo. Sin embargo, no dio precisiones sobre cuándo podría ocurrir, ante la necesidad de seguir acumulando reservas y al mismo tiempo de seguir disminuyendo el exceso de pesos que tiene la economía.

La idea de la “dolarización sintética” a la que aluden en Wall Street coincide con el plan que ayer esbozó el Presidente.

Por un lado, la idea es dejar de emitir para financiar al Tesoro, algo que sería dispuesto por una ley y a quien la viole se aplicará una pena similar a la de los delitos de lesa humanidad. Pero allí no termina la ofensiva, ya que al mismo tiempo se cortarían otros mecanismos de emisión, por ejemplo para pagar los pasivos remunerados que emite el BCRA.

“Vamos a dejar un mínimo de pesos en circulación y el proceso de remonetización de la economía tendrá que darse sacando plata del colchón”, señaló Milei, en obvia referencia a los dólares que las familias guardan como forma de ahorro y en definitiva de preservación del patrimonio.

En otras palabras, se daría un proceso exactamente inverso al que probó la Argentina en las últimas décadas. Esto significa que en momentos de mayor actividad económica no se expandirá la cantidad de pesos, que es siempre la respuesta por parte del Banco Central a la demanda de dinero. Al contrario, el nivel de la base monetaria se mantendría inalterada (como está sucediendo ahora) y se busca promover la transaccionalidad en dólares.

Últimas noticias
Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email