¿Qué autos deberán pagar "impuesto al lujo" desde septiembre?

Economía 25 de agosto de 2022 Por RM prensa1
Con la actualización trimestral que efectúa AFIP, entrarán en la primera escala del impuesto del 20% los autos que cuesten más de $5 millones; la segunda escala, del 35%, arranca en $9,3 millones
GXSEUB7JXRHYDEBFBIVNYKPDHA

A partir del 1 de septiembre comenzarán a regir los nuevos valores del impuesto interno a los autos, conocido como "impuesto al lujo".

Por el incremento aplicado por AFIP, pagarán el tributo en la primera escala del 20% los modelos que cuesten $5 millones de precio de venta al público (al incorporar los otros impuestos, como el IVA, y la comisión del concesionario, que suele ser 14%). 

La segunda escala, tendrá un impuesto del 35% en los modelos, y será para aquellos que cuesten $9,3 millones de precio de venta al público de base sobre el que hay que añadirle el 35%. Los montos pueden variar según los precios que determina cada marca en sus listas oficiales.

LBCGV7X6EFF37BAJG35ZSPCCJ4

Por la forma en la que se calculan los impuestos internos, la aplicación del 20% del impuesto al lujo se transforma en una suba del 25% en el precio que paga el comprador en el concesionario. Y, en el caso de la segunda escala, del 35%, el modelo se encarece un 50%. Semejante impacto altera la política comercial de las automotrices y deja fuera de su rango de mercado a cada vez más vehículos.

Producto de la inflación, los autos vienen subiendo entre 5 y 10% por mes; a esto se suma el mencionado tributo y la escasez de modelos ante el faltante mundial de componentes. La suma de todos estos factores están provocando distorsiones y sobreprecios a la hora de la compra en los concesionarios. Al publicar sus listas oficiales, las automotrices hacen esfuerzos para evitar que los modelos no caigan en la primera o segunda escala del impuesto, como ubicar al mismo precio autos con distinto equipamiento (“topearlos”, como se dice), pero de todas formas cada vez más autos son afectados por el tributo.

En las listas de precios de agosto se ven varios ejemplos de esas distorsiones, para escapar al impuesto. En el caso de Citroën, el modelo B C4 Cactus tiene el mismo precio de lista para las cuatro variantes, tanto manual como automática ($4.146.000, justo por debajo de los $4,3 millones de la primera escala actual del tributo).

Otro ejemplo es el de Chevrolet, con su mediano Cruze: todas las versiones figuran a $4.240.900, aunque tienen diferente equipamiento. Renault hace lo propio con sus SUV Captur y Duster, listados a $4.240.300 en todas sus versiones. 

El “impuesto al lujo” surgió a principios de 2014 con la intención de gravar a los modelos importados premium, pero con el paso del tiempo se fue desvirtuando al punto que hoy afecta a todas las marcas generalistas en modelos de su franja media e incluso baja.

Con la nueva escala dispuesta desde septiembre, quedará por ver qué ocurre con las nuevas listas de precios oficiales de las automotrices y cómo se traducen en el precio de venta al público (es decir, cuántos modelos serán alcanzados por el impuesto).

La base imponible de la AFIP se actualiza cada tres meses y subió un 17,7% respecto de los valores que regían desde junio. Los montos actuales regirán hasta el 30 de noviembre inclusive.

Te puede interesar