Tras la denuncia, se le prohibió al arzobispo Cargnello acercarse a las Carmelitas

Judicial 20 de abril de 2022
El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, fue denunciado por las monjas del convento San Bernardo de Carmelitas Descalzas por violencia de género
imagepng

Tras 20 años, monjas del Convento San Bernardo de Carmelitas Descalzas de Salta denunciaron por violencia de género al arzobispo monseñor Mario Cargnello, junto a otros dos religiosos. En este sentido, se les prohibió el acercamiento a la residencia de las hermanas y deberán presentarse a una audiencia el próximo 3 de mayo.

Las situaciones de hostilidad, que se dieron desde 1999 hasta el lunes pasado, llevaron a que la madre superiora decidiera hacer esta denuncia”, comunicó la abogada Claudia Zerda Lamas sobre el arzobispo y los religiosos.

La denuncia se realizó la semana pasada ante la Oficina de Violencia Familiar y de Género de la justicia de Salta, efectuada en el Juzgado de Violencia Familiar y de Género 3, a cargo de María Carolina Cáceres Moreno. De esta manera, la causa está caratulada como “Monasterio San Bernardo de Carmelitas Descalzas contra Cargnello, Mario Antonio; De Elizalde Martín, por violencia de género”, sin embargo, las religiosas agregaron también al cura Lucio Ajaya a la denuncia.

c803ba30edfb0d1e42d3d9e7faef7983El arzobispo Cargnello fue denunciado por violencia de género contra una monja

Según las declaraciones de la letrada en diálogo medios radiales, “el hostigamiento” que padecían las hermanas era “insoportable” y continuó: “las carmelitas descalzas necesitan vivir sin violencia, cuidar su integridad física, que respeten sus creencias y la autonomía del monasterio”.

Mientras tanto, la jueza dictaminó intimar al arzobispo Cargnello, De Elizalde y a Ajaya a que se abstengan de ejercer actos de violencia de todo tipo y bajo cualquier modalidad en contra de la madre superiora, María Fátima del Espíritu Santo, y las demás hermanas del monasterio. Según se pudo conocer, a los acusados se les prohibió el acercamiento a 300 metros del Convento San Bernardo, además de una custodia policial.
Como representante de Cargnelo, el abogado Eduardo Romani se presentó ayer ante la justicia 

Te puede interesar