Un ADN confirmó que es hijo de un empresario bodeguero, y ahora lo demandará por $100 millones

Sociedad 09 de abril de 2022
El hombre es de Córdoba y el empresario niega su filiación a pesar de que la Justicia constató que comparten el mismo ADN
5V5LLGPKABBB7GRAXQYUDB3VPU

La Justicia de Córdoba determinó, tras una prueba de ADN, que un hombre de 58 años que trabaja de albañil, Marcelo Omar Urbano, es hijo de un importante empresario bodeguero, Eduardo Lapania. Sin embargo, el padre negó su intención de admitir la filiación, como lo había hecho cuando Urbano tenía 21 años y quiso conocerlo, por lo que ahora el albañil lo demandará por 100 millones de pesos.

Urbano vive en Villa Soto, departamento de Cruz del Eje, y se crío con su abuela, ya que a su madre le era difícil mantenerlo porque no tenía trabajo. No terminó la primaria. Desde chico hace changas y desarrolló el oficio de albañil, según contó en el diario La Voz.

Su padre biológico reside en Buenos Aires, es un reconocido empresario bodeguero. A principios de los 60 él y sus padres vivían en La Falda, Córdoba y empleaban a la madre de Urbano, que realizaba tareas domésticas en la casa.

La madre de Urbano estudiaba en un colegio de monjas y el papá, la dejó como empleada en esa casa de los Lapania. Según lo que le contaron, ella quedó embarazada de uno de los hijos de la familia. Cuando se supo lo ocurrido, la despidieron.

Por otra parte, Urbano dijo que si el empresario lo hubiera reconocido de niño, él tendría otra vida. “Habría terminado el primario y el secundario. Mi madre me entregó a mi abuela de muy pequeño, porque no podía cuidarme por motivos de trabajo. Me crie en Paso Viejo, departamento Cruz del Eje”, relató.

Cuando Urbano tuvo 21 años quiso conocer a su padre y se citó con él en un bar. Allí, conversaron, pero Lapania aseguró que su madre mentía.

Años después hizo dos demandas de filiación. “Por los ADN se comprobó que era verdad lo que decía mi madre, me dieron 99,7 por ciento que soy hijo de Eduardo Lapania", señaló. El abogado de Urbano, dijo que “Su conducta nos ha llevado a la demanda que ha terminado con la filiación”.

Además confirmó que impulsarán un reclamo económico por al menos 100 millones de pesos, pues “hay una disparidad evidente” entre la vida a la que accedió Urbano y el resto de sus hermanos.

Te puede interesar