Quedó firme el veto a la ordenanza de Protección Acústica

Municipal 31 de agosto de 2022 Por RFP prensa 5
Los promotores del proyecto no lograron reunir los dos tercios de los votos que se requerían para insistir con la sanción de la norma, que ahora no podrá ser aplicada.
Gauffin

En la sesión de este miércoles del Concejo Deliberante se trató el veto a la ordenanza del Código de Protección Acústica, que había sido aprobado hace dos meses por el cuerpo, pero rechazado por el Departamento Ejecutivo MUnicipal. Luego de un intenso debate, no se consiguieron los dos tercios necesarios para rechazar el veto del Ejecutivo municipal, por lo que la ordenanza no entrara en vigencia.

El autor del proyecto original, el concejal de Juntos por el Cambio José Gauffin, apuntó contra la Municipalidad y los concejales oficialistas, diciendo que ”les faltó empatía con los vecinos que hace años vienen sufriendo este problema” , y agregó “no tuvieron voluntad política de reglamentar una norma tan necesaria para la ciudad”.

Recordó que la ordenanza fue tratada con seriedad en la Comisión de Medioambiente y que invitaron a todos los actores de la sociedad, entre ellos funcionarios municipales, quienes estuvieron a favor de la modificación del actual Código de Protección Acústica que fue sancionado hace 33 años y que cuenta con tan solo cinco artículos.

Por otro lado, reconoció que, entre los fundamentos del veto el Ejecutivo consideró que es una ordenanza genérica. Al respecto aseveró “es verdad que no es de fácil resolución, no se soluciona solo con un texto legislativo, hay que reglamentarla y es la Municipalidad la que debe involucrarse en esa reglamentación”.

Otro de los considerandos indica ciertas ambigüedades e imprecisiones por parte de la autoridad de control. Sobre esto, Gauffin expresó “el 99 % de las actas por ruidos molestos se caen porque no hay equipamiento certificado para medición y solo tienen cuatro decibelímetros. Además, cuando los inspectores van a controlar, los denunciados bajan el volumen y no se los puede sancionar, por eso esta ordenanza establecía una registración permanente del sonido”.

Por último, hizo hincapié en el lobby que generaron la Cámara de Comercios Unidos y la Cámara de Gastronómicos para prohibir la reglamentación. “Esta ordenanza se realizó compartiendo experiencias con los vecinos, mirándole los ojos a la gente y nos devolvieron un veto lleno de tecnicismos legales, administrativos y sin fundamentos reales”, finalizó.

Te puede interesar