Tras el pedido de la fiscalía: tensión en las calles de Buenos Aires

Politica 23 de agosto de 2022 Por RM prensa1
El alegato del fiscal Luciani activó una tregua en el Frente de Todos. Gobernadores, sindicalistas y dirigentes dijeron que Cristina Fernández de Kirchner es víctima de una persecución. Alberto Fernández llamó a la vicepresidenta. Hubo incidentes en Recoleta entre vecinos y militantes.
PGXHHAN7QZBB3HJZY226IJJOH4

El Frente de Todos, dejó de lado las internas y peleas de los últimos meses y se encolumnó detrás de la defensa de Cristina Kirchner, tras el pedido de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua contra la vicepresidenta que realizó el fiscal Diego Luciani en el final de su alegato en la causa Vialidad.

La acusación despertó a la oposición, que se mostró unida para respaldar la investigación de los fiscales Luciani y Sergio Mola y cuestionar los ataques contra la Justicia que surgieron desde el Poder Ejecutivo, del Legislativo y del mundo sindical.

La polarización entre oficialismo y oposición se vio en el barrio porteño de Recolecta, donde se vivieron disturbios y violencia entre vecinos y militantes a favor y en contra de la vicepresidenta. Por los incidentes, la Policía de la Ciudad intervino para separar a los bandos: hubo forcejeos, gas pimienta y un cruce de acusaciones entre la Vicepresidenta y Horacio Rodríguez Larreta.

T6FF5HXMFND6XDTE2P6DKON6CU

La manifestación comenzó por la tarde, cuando vecinos y activistas anti K se empezaron a concentrar. “Energúmenos macristas”, según la definición de Cristina Kirchner.

A los pocos minutos, empezaron a llegar militantes kirchneristas, de la Juventud Peronista y de La Cámpora, así fue que aparecieron efectivos antidisturbios que intentaron separar a los bandos.

Lo cierto es que el alegato del fiscal Luciani generó un impacto político masivo e inmediato. Minutos después del pedido de prisión, Alberto Fernández llamó a la vicepresidenta, se puso a su disposición y ambos prometieron un próximo encuentro del que todavía no hay lugar ni fecha. La conversación telefónica ocurrió después de que todo el gobierno expresaran su apoyo a la vicepresidenta y cuestionaron la actuación de la Justicia.

OJPYEOGR45CM3FUEC7SBEDSJKA

Alberto Fernández se expresó en primera persona a través de Twitter: “Hoy es un día muy ingrato para alguien que, como yo, se ha criado en la familia de un Juez, se ha educado en el mundo del derecho y enseña Derecho Penal hace más de tres décadas”.

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó en la misma red social: “Es absurdo plantear que el Jefe de la Administración es responsable por cada uno de sus dependientes. Cambia el Derecho Penal y el encuadre del principio de responsabilidad. Estamos ante un peligroso antecedente para la política, empresarios y aquellos que tienen dependientes”.

Te puede interesar