Conmoción en Chile: un carabinero fue acribillado a balazos por cinco delincuentes

El asesinato del policía, que estaba fuera de servicio y con su familia, se produjo tras intentar impedir un asalto.

Internacional 27 de abril de 2024 A2 Prensa A2 Prensa
sitio-del-suceso

El Presidente de la República, Gabriel Boric, llegó la tarde de este jueves hasta el templo evangélico de Carabineros, donde se realizó el velorio del teniente Emmanuel Sánchez (27), quien murió acribillado cuando intentó detener un asalto en Santiago, hecho que tiene al país conmocionado.

Los hechos se registraron la noche del pasado miércoles, en las intersecciones de San Pablo con Radal, en la comuna de Quinta Normal.

En ese lugar, mientras el uniformado se encontraba dentro de su auto junto a su esposa y su hijo de 3 años y medio, vio como cinco delincuentes llevaban a cabo un asalto, por lo que decidió intervenir a pesar de no encontrarse de servicio.

Sin embargo, tras bajarse del vehículo e identificarse como carabinero, los delincuentes dispararon en su contra en varias ocasiones, produciéndose un intercambio de disparos. El policía fue alcanzado por cuatro disparos, los cuales le quitaron la vida de camino al hospital San Juan de Dios.

En medio de la balacera, el funcionario policial logró abatir a Julio César González, uno de los cinco delincuentes, quien falleció producto de sus heridas. Según antecedentes de la investigación el hombre, de nacionalidad venezolana, se mantenía de forma irregular en el país desde 2020 y con orden de expulsión desde octubre de ese mismo mismo año. Había ingresado a Chile el 16 de septiembre de 2020 a través de un paso no habilitado en la provincia de Tamarugal, de la región de Tarapacá, en la zona limítrofe con Bolivia.

Tras rápidas diligencias la policía logró dar este jueves con tres de los responsables en las cercanías de la comuna santiaguina de San Bernardo. Por la tarde, el Sexto Juzgado de Garantía de Santiago decidió ampliar la detención -hasta el domingo- de los tres detenidos, y se informó que el último de los delincuentes aún se encuentra prófugo.

Se trata de sujetos de nacionalidad venezolana identificados como Josué David Ramírez Oliveros, 28 años y con una detención por receptación; Wuilberth de Jesús Olivares Peña de 34 años y Yolví González de 20.

Tras la audiencia, el fiscal Felipe Olivari dijo que “quedan muchas diligencias, ver si hay material genético, seguir periciando los teléfonos celulares que tenemos incautados”, según consigna una nota de BíoBío.

Últimas noticias
Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email