En Brasil, Milei cargó contra el socialismo y acusó persecución a Bolsonaro

El Presidente habló en la Conferencia de Política de Acción Conservadora (CPAC) que se desarrolla en la localidad de Camboriú.

Internacional 07 de julio de 2024 AV prensa AV prensa
reunion-milei-bolsonaro-mello-tarcisio-2jpeg

El presidente Javier Milei encabezó este domingo la Conferencia de Política de Acción Conservadora (CPAC) en la ciudad de Camboriú, en Brasil, donde hizo una defensa a ultranza de su plan económico, cargó contra el socialismo y denunció que Jair Bolsonaro sufre "una persecución judicial". El exmandatario brasileño compartió el escenario con el economista libertario.

Acompañado de su hermana y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y del vocero Manuel Adorni y el ministro de Defensa, Luis Petri, el jefe de Estado subió al escenario cerca de las 17 horas y comenzó un aireado discurso en defensa de la libertad económica y en contra de los gobiernos socialistas. “Hoy quiero hablarles de la receta económica y cultural del socialismo en América Latina, de que ellos están equivocados y nosotros tenemos razón”, dijo en primer lugar.

“En primer lugar, es notable que los socialistas comienzan con un periodo de bonanza económica, en un contexto de cuentas públicas ordenadas y precios de commodities en alza. En este primer momento, la economía crece, la sociedad gana en poder adquisitivo, el Estado recauda y el Banco Central acumula reservas", enumeró, para luego señalar que, acto seguido "los socialistas se enamoran de la popularidad generada por la bonanza que heredaron, se asustan de que no vaya a ser eterna y aumentan indiscriminadamente el gasto público para sostenerla”.

El mandatario argentino aseguró que, en esos contextos, los gobierno socialistas avanzan “subsidiando tarifas y servicios, aumentando el empleo público y repartiendo dádivas de distinto tipo, lo cual etiquetan como ‘inclusión social’”. Sin embargo, "cuando la plata se acaba, empiezan a aumentar los impuestos para recaudar más, pero a costo de contraer la actividad y reducir la inversión”.

Luego señaló que cuando no pueden recurrir al endeudamiento o a la creación de nuevos impuestos "recurren al por de todos los males, que es la emisión monetaria, destruyendo así el valor de su moneda y condenando a toda su sociedad a la pobreza”. Según dijo, se trata de un mecanismo para "tener cautiva" a la sociedad y "mantenerse en el poder". El costo "tarde o temprano, lo paga la gente".

"Una y otra vez, la historia demuestra que los mismos que se llenan la boca hablando de la democracia, de pluralismo y de opresión, son los que están dispuestos a romper las reglas e incluso interrumpir el orden constitucional para atrincherarse en el Palacio cuando el pueblo reclama un cambio", cuestionó el presidente argentino y enarboló una serie de ejemplo: "Miren a Venezuela que ya no queda ni un solo gobierno sensato en el mundo que no reconozca que es una dictadura sanguinaria; miren lo que pasó en Bolivia en el 2019, cuando Evo Morales se obstinó con un tercer mandato inconstitucional; miren la persecución judicial que sufre nuestro amigo Jair Bolsonaro aquí en Brasil”.

Tras acusar al socialismo de ser culpable de "la matanza de 150 millones de personas" con sus políticas económicas, Milei fue más allá y negó que la izquierda "sea la ideología de los pobres y oprimidos". "Cada día queda más claro en América Latina que la izquierda es la ideología de los ricos, de los poderosos que controlan y tienen posiciones prominentes en la difusión cultural, todos entongados con el poder", denunció.

Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email